Arte y museos

Explore el mundo del arte y la cultura en París

París ha sido siempre uno de los centros más importantes de inspiración creativa y de obras maestras arquitectónicas de Europa. Desde la Edad Media, muchos artistas han huido a la capital para inspirarse y perfeccionar sus talentos ocultos, creando renombradas obras de arte como las de Picasso, Monet, Degas y Cezanne. París rebosa galerías y museos que pueden explorarse para descubrir algunos de los genios artísticos mundiales y una gran sensibilidad cultural.

  • El Louvre

El Louvre se construyó en 1793 y contiene más de 35.000 obras de arte que van desde antigüedades egipcias a obras maestras del Renacimiento, incluyendo trabajos de Da Vinci y Delacroix. Pasee por la historia de Francia, admire algunas de las maravillas artísticas del mundo y contemple la Mona Lisa en todo su esplendor. Después, relájese en los solemnes jardines del Carrousel que rodean la emblemática pirámide del museo para reflexionar sobre su visita.

  • Musée d’Orsay

Diseñado originalmente como una estación de ferrocarril en 1900, el Musée d’Orsay se convirtió en teatro y por último, hasta hoy en día, en museo donde se exhibe arte desde 1848 a 1915. Admire las obras de Delacroix, Manet, Cézanne y Renoir, entre otros, incluyendo la controvertida escultura de Auguste Clésinger “Mujer mordida por una serpiente” de 1847. El propio edificio del museo es una imponente obra maestra de la arquitectura y se asienta en la ribera del Sena, frente al Jardín de las Tullerías. No deje de visitarlo si viaja a París.

  • Musée Rodin

August Rodin fue uno de los más grandes escultores neoclásicos del mundo a principios del siglo XX. Debido a la gran influencia del artista en su época, el Musée Rodin se inauguró en 1919, después de que Rodin cediera su colección personal al Gobierno tres años antes. El museo alberga ahora una serie de esculturas, pinturas, cuadros y obras de otros artistas como Monet, Renoir y Van Gogh. Situado en el Hôtel Biron, el museo merece sin duda una visita para ampliar su apreciación cultural del panorama artístico parisino de principios del siglo XX.

  • Espace Dalí

El artista surrealista Salvador Dalí es uno de los artistas más reconocidos del mundo por sus innovadoras obras de arte, de estilos como el cubismo o el impresionismo. Su perdurable popularidad significa que sus obras siguen apreciándose a día de hoy tanto como antes. L’espace Dalí en Montmartre le lleva a través de sus inspiraciones metafísicas, religiosas y científicas, visibles en sus obras. El museo es de obligada visita para conocer la expresión artística individual de Dalí que desafió al mundo del arte en los años veinte.

  • Musée de la Mode et du Textile

Este museo es una auténtica revelación del mundo de la moda y del textil. Con más de 16.000 trajes y 35.000 accesorios de moda entre otros artículos, el Musée de la Mode et du Textile le transporta a través de la historia de la vestimenta utilizada en París en distintas épocas. En 1948 el museo fue fundado por el historiador de trajes François Boucher y ahora se ha convertido en uno de los mayores museos de trajes en todo el mundo. También se exhiben los trabajos de diseñadores modernos como Madeleine Vionnet, Elsa Schiaparelli y Christian Dior.

  • Musée des Égouts de Paris

El sistema de alcantarillado de París data del año 1370 y cuenta con un diseño único. El Musée des Égouts de Paris  siempre atrae a muchos visitantes curiosos que descienden por ventosas galerías de 500 metros a lo largo del Sena. Se ofrece una visita por el sistema de túneles subterráneos que ilustra cómo ha cambiado el sistema de alcantarillado desde su invención hasta nuestros días. No apto para claustrofóbicos, este museo subterráneo ofrece una perspectiva única de una parte menos conocida de la historia social parisina.

  • Musée National de la Renaissance

El Renacimiento fue uno de los movimientos más estimulantes e influyentes de la historia, cuando los héroes del progresismo adoptaron nuevas ideas e inspiraciones para sentar las bases de los nuevos caminos de la historia del arte y la cultura. Un excelente ejemplo de la arquitectura y diseño de interiores del Renacimiento es el Musée National de la Renaissance, dentro del castillo de Écouen. El museo está repleto de obras maestras, desde pinturas a esculturas, que desafiaron los límites del movimiento renacentista en su apogeo.

SIGUIENTE:
París único